Mi lista de blogs

jueves, 13 de febrero de 2020

MI ÚLTIMA MAÑANA EN PRAGA

Fue la única en la que me levanté antes del amanecer. Por unas horas la ciudad fue casi mía. Recuerdo una luz preciosa, monocromática invadiendo la ciudad. Cruzar el puente de San Carlos al ritmo de la bruma. Recuerdo los cisnes perezosos escondiendo sus picos en sus alas. Los tejados húmedos. Recuerdo una mujer lánguida con un abrigo largo barriendo las calles y abriendo el paso a la niebla. Recuerdo un silencio sepulcral salvo sus pasos y los míos. Y sobretodo recuerdo mis ganas de congelar esas sensaciones y escenas efímeras y llevarlas conmigo siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario